Tarcila y las mujeres azotaron a los asesinos terroristas | INFORME ESPECIAL
A+

Por Italo Oberto-Besso

Antes que su nombre lo devore el olvido ante el silencio oficial, EXPRESO quiere rendir homenaje a aquellas mujeres que arriesgaron sus vidas para enfrentar la violencia sin sentido de Sendero Luminoso y del MRTA en la figura de una mujer que, ante el terror terrorista, primero abandonó su terruño, y después regresó para vencer a los que pretendieron imponer la violencia y la muerte.

Nos referimos a Tarcila Rojas Llactahuamán, verdadera mujer coraje, que, a los 23 años, venció su miedo y regresó a su natal Santa Rosa, en el distrito de San José de Ticllas, en Huamanga, organizó su propio batallón de ronderas, y enfrentó a las huestes inhumanas de Abimael Guzmán, alias ‘presidente Gonzalo’.

Tarcila había escapado de la pesadilla terrorista a finales de la década de los 80; sin embargo, al regresar a su pueblo descubrió con indignación y amargura que los terroristas habían asesinado sin piedad a los hombres de su comunidad.

Aniquilamiento

Sendero solo dejó con vida a las mujeres, los ancianos y los niños. Era obvio el objetivo, aniquilaron a todo aquel que significaba una amenaza para el grupo terrorista. Los niños servirían en breve para sumarlos a sus huestes, por las buenas o por las malas, como ya era costumbre en el grupo subversivo.

LEER TAMBIÉN: Universidades, campo de batalla y de asesinatos | INFORME ESPECIAL

Aquella joven, pese a que había logrado huir de la muerte y del terror, cerraba su mano en un puño, cuando sabía de la miseria y la violencia en la que se había sumido su pueblo, su bucólica Santa Rosa. No era suficiente la relativa paz que alcanzó, debía liberar a su pueblo.

Tarcila, como cuenta ‘En honor a la verdad’, libro del Ejército del Perú, recibió entrenamiento militar, que la preparó para la lucha contra la subversión.

Según la historia, la joven fue quien buscó esa formación. Sus raíces se encontraban en la herida Santa Rosa y se aferraban a su amargura y dolor por ver el sufrimiento de su pueblo.

Aunque minimiza su rol en la lucha contra el terrorismo, la Comisión de la Verdad y Reconciliación la reconoce como dirigente rondera.

LEER TAMBIÉN: Terroristas aniquilaban a familias enteras por venganza | INFORME

“Tarcila Rojas había vivido varios años en Huamanga como desplazada y, después de retornar a su pueblo, asumió el cargo en mayo de 1993, cuando los militares capacitaron a treinta mujeres de su pueblo, solteras y viudas, en el manejo de armas y les entregaron tres escopetas para que salgan junto a los varones en patrullas”, señala el informe.

El regreso

Tarcila regresó a Santa Rosa a integrarse a alguno de los comités de autodefensa (CAD) que enfrentaba a Sendero Luminoso. Eran los primeros años de la década de los 90, pero encontró su pueblo destruido, sin hombres jóvenes.

Para colmo, se enteró al llegar que Sendero había realizado una nueva incursión en su pueblo, y sin ninguna resistencia, pudo llevarse a 25 adolescentes, hombres y mujeres, destinados a ser carne de cañón para enfrentar a los militares o convertirlas en esclavas sexuales.

LEER TAMBIÉN: Crucificaron, castraron y destriparon al profesor Mario Zumaeta | INFORME

Ella pudo constatar ahí la indignación de las mujeres de esa comunidad. Con ellas buscaron a los líderes de los comités de autodefensa de otras comunidades: Lobo, Gavilán, Salvador y Alacrán, todos ellos adiestrados por comandos del cuartel Cabitos, de Huamanga.

“[…] las mujeres nos dividíamos en dos grandes grupos: casadas y solteras y viudas. Las casadas pastaban sus animales en sitios estratégicos para alertar a las rondas de la presencia de senderistas. Las viudas y solteras estaban obligadas a participar activamente en las patrullas y rondas, eran entrenadas en el uso de armas, intervenían en enfrentamientos y atacaban las bases terroristas”.

Este fue el testimonio de Tarcila, citada en el libro El silencio de los héroes, firmado por el general Edwin Donayre e Hilda Balbín Alcócer.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.