¿Verónika ‘remodela’ a Castillo? ¡Cuentazo!
A+

POR MARIELLA BALBI

En vano firmaron un acuerdo político Verónika Mendoza a nombre de Nuevo Perú-Juntos por el Perú y Pedro Castillo, por Perú Libre. Mendoza, además, no tiene partido inscrito, es inquilina de organizaciones de izquierda según el momento. Los puntos más relevantes de este documento son la Asamblea Constituyente, la reactivación económica y la refundación del Estado.

Recientemente, Vladimir Cerrón -amo y señor de Perú Libre- mandó un estate quieto vía twitter, subrayando que su partido “ganó las elecciones”. Le colmó la paciencia que personajes de la llamada izquierda progresista de Mendoza hablaran por el candidato y modificaran el plan marxista leninista mariateguista señalado en el ideario de Perú Libre. Y eso que aún no llegan al poder. De lograrlo la ‘choteada’ de los ‘progres’ será fulminante.

Castillo lidera, por azar, este frente de extrema izquierda. Él representa al Sutep Conare, vinculado a Movadef y por ende a Sendero Luminoso. Es uno de cinco. Los otros grupos que integran este conglomerado son: 1) el Frente Patriótico, conformado por los gremios sindicales, mineros, frentes de defensa, ubicados básicamente en el sur del país. 2) El etnocacerismo, comandado por el radical Antauro Humala, quien articuló las violentas protestas contra Tía María años atrás. 3) El Partido Perú Libre, de Vladimir Cerrón, quien ha sido el orquestador de la candidatura de la ultra izquierda, vinculado con los senderistas del Vraem, a mando del sanguinario Víctor Quispe Palomino. 4) Verónika Mendoza, la izquierdista perdedora de dos elecciones presidenciales que ofrece al economista Pedro Francke para que ‘suavice’, sin éxito, el aberrante plan económico de Cerrón.

Adicionalmente los sutepistas del Conare, organismo del Sendero de Abimael Guzmán, han formado el Frente Político Magisterial. Dicen ser las bases de Castillo y los lidera el congresista electo por Perú Libre, Édgar Tello, sutepista. Queda claro que el profesor ya tiene un yugo claro a quien responder.

Cuatro de los integrantes de esta alianza de extrema izquierda, odian profundamente a “los caviares”, es decir a Mendoza y a su grupo. Verónika está ahí por “oportunista” sostienen. No tiene vínculo con ninguno de los cuatro y su alicaída imagen solo despierta rechazo.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.