Víctor García Toma, expresidente del TC: «Comisión de Ética debe sancionar a Digna Calle»

Advierte que se debe demostrar incumplimiento de deberes éticos de la congresista. Señala también que, si gobierno remoto se declara inconstitucional, sus efectos son hacia futuro.


La congresista Digna Calle viene solicitando licencia tras licencia. ¿Cuál es su situación? ¿Cómo ella puede salir del Congreso si el cargo es irrenunciable?

Hay un mandato imperativo en la Constitución, en donde se señala que el cargo es irrenunciable. Ya ha habido hasta dos casos con pronunciamientos judiciales adversos.

Yo recuerdo el caso de Javier Valle Riestra.

Uno fue el de Valle Riestra y el otro fue el de un congresista de Arequipa, que quería postular a gobernador, pero ambos casos quedaron desestimados.

Han planteado denuncias constitucionales contra Digna Calle por abandono del cargo. ¿Tienen asidero?

Tiene asidero por lo siguiente: es cierto que los congresistas pueden solicitar licencia, pero deben tener una justificación, como razones de salud, pero, cuando estas licencias se hacen indefinidas en el tiempo, implícitamente implican un abandono del cargo. Incluso, se han dado irregularidades, porque, estando de licencia, ella ha votado. Es una irregularidad que, en su momento, debió ser sancionada.

¿Cómo es posible que, estando de licencia, pueda participar en el Pleno y votar desde Estados Unidos?

Y que tenga una oficina abierta acá con personal contratado, que, por supuesto, no tiene la culpa de la conducta de la congresista, pero esta oficina se mantiene con erario público. Cuando ella postuló, lo hizo con el propósito de representar a su colectividad y sencillamente ha traicionado ese mandato. Creo que el Congreso ya debería tomar una decisión sobre la materia.

¿Y qué se debería hacer? ¿Darle el trámite correspondiente a estas denuncias constitucionales para que sea inhabilitada?

Lo primero es que hay un problema ético y, en segundo lugar, podría eventualmente haber un tema de carácter legal. Pero lo primero que habría que demostrar es que hay un incumplimiento de los deberes éticos de la congresista, que consisten en representar, fiscalizar y legislar.

Entonces, por lo pronto, la Comisión de Ética debería sancionarla con una suspensión de 120 días mientras corren por cuerdas separadas las denuncias constitucionales.

Claro, porque ella ha ejercido un cargo estando suspendida. Ella pidió licencia, pero ha votado. Desde el punto de vista ético, está claro que la señora ha incumplido sus labores. El Congreso no puede quedarse de manos cruzadas.

La Comisión de Ética estará ahora en manos de Avanza País.

Pero esto no es de ahora, tuvo que verlo la Comisión de Ética anterior. Se tiene que hacer algo.

Lo que está pasando nos hace pensar en la urgencia de una reforma constitucional para que los congresistas puedan renunciar al cargo.

Sí, porque podría darse el caso de que hay personas que van con un entusiasmo e idea de lo que es la representación y luego se descreen. Ya ha pasado en oportunidades anteriores.

Pasando a otro asunto, la izquierda está promoviendo una moción de vacancia contra Dina Boluarte por salir del país con permiso del Congreso. ¿Su viaje ha sido inconstitucional?

En primer lugar, hay una ley aprobada por el Congreso; en segundo lugar, hay un permiso autorizándola a viajar; en tercer lugar, la ley se presume constitucional; y, en cuarto lugar, en caso el Tribunal Constitucional declarase que la ley es inconstitucional, sus efectos son hacia futuro y no al pasado.

Por Aaron Salomón 

LO MEJOR DE POLÍTICA: 

Sigue el rechazo hacia el gobierno de Dina Boluarte

Rafael López Aliaga se defiende: «Cómplices de corrupción y de Graña & Montero»

Martín Vizcarra es despedido de la empresa de su hermano por ausentarse sin justificación

Mira más contenidos siguiéndonos en Facebook, Twitter, Instagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.