Vizcarra da la mano a Odebrecht y a Graña
A+

Cuando el último jueves el juez Juan Carlos Sánchez Balbuena resolvía que los colaboradores eficaces José y Hernando Graña no habían dado información útil para la investigación del caso Gasoducto Sur Peruano, pocos sabían que la empresa de estos personajes y Odebrecht estaba ultimando un nuevo negocio con el Estado.

El representante del Poder Judicial había rechazado la prisión preventiva de 36 meses para Nadine Heredia solicitada por la fiscal Geovana Mori, del equipo Lava Jato. Uno de sus principales argumentos era que los empresarios habían dado testimonios indirectos, que se intentaban corroborar entre ellos, y que Jorge Barata no había declarado en otro sentido.

Encuentra el artículo completo nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

POR: CÉSAR ROJAS.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.