YESENIA PONCE. ACUSADA DE CORRUPCIÓN SALVA AL OFICIALISMO

Vizcarra se queda cada vez más solo

Mercedes Aráoz, Carlos Bruce y Ana María Choquehuanca renuncian a bancada de PpK.

Vizcarra se queda cada vez más solo
FOTOGRAFÍA | Richard Barrueta - Expreso
  • Fecha Viernes 16 de Agosto del 2019
  • Fecha 7:18 am

La renuncia de tres congresistas a la bancada oficialista de Peruanos por el Kambio (PpK) -Carlos Bruce, Mercedes Aráoz y Ana María Choquehuanca- tuvo como escenario la crisis que provocó en el Ejecutivo la algarada antiminera de Tía María y los audios que comprometen al presidente Martín Vizcarra en contra de la licencia de construcción otorgada a la minera Southern Copper para la ejecución del proyecto minero.

El último punto de quiebre, según versiones ligadas al Ejecutivo, fue la declaración del mandatario contra las formas en que se encaró el llamado “Baguazo”, que compromete a la vicepresidenta Mercedes Aráoz en las acciones de violencia de junio de 2009 contra los nativos de la localidad selvática de Bagua opuestos al Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos. bMercedes Aráoz acusó el golpe del Presidente y tomó dos medidas: respondió al jefe de Estado en una entrevista amplia en un diario local, afirmando que ella estaba preocupada por los retrocesos en la seguridad jurídica del país y el crecimiento económico.

PUEDES VER | Aráoz, Bruce y Choquehuanca renuncian a la bancada Peruanos por el Kambio.

Asimismo, Aráoz se reunió con Ana María Choquehuanca y decidieron esperar el retorno de Carlos Bruce, que estaba fuera de Lima, para tomar una decisión conjunta de alejamiento del partido que los llevó al poder, con Pedro Pablo Kuczynski, en julio de 2016. Tomada la decisión de los últimos pesos pesados de PpK, los tres –Aráoz, Bruce y Choquehuanca- se reunieron con Juan Sheput, de Contigo, Lus Iberico, de Alianza Para el Progreso, y Janet Sánchez, no solo para informarles su decisión, sino para tomar medidas comunes sobre la Comisión de Economía, que debía ser presidida por la bancada oficialista.

Acto seguido, redactaron una carta conjunta dando cuenta de que existe un presunto “quiebre” de la “democracia interna en la bancada PpK”, la cual calificaron de “sistemática e intolerante para nuestros principios democráticos y políticos”. Añaden que en repetidas ocasiones, algunos miembros del bloque oficialista emitían “pronunciamientos como bancada sin antes haberlas acordado en las reuniones de grupo”.

“Continuaremos defendiendo las posiciones del Gobierno que consideramos democráticas, responsables y de beneficio de las grandes mayorías. Con esa misma libertad, también criticaremos de manera democrática y responsable cada vez que consideremos que el Ejecutivo se aleje del plan de gobierno de PpK”, precisa la misiva. En su comunicado, recalcan que “producida la renuncia del presidente PpK continuamos defendiendo al Gobierno liderado por el presidente Martín Vizcarra, tanto en nuestras intervenciones y votos en el pleno del Congreso así como en los medios de comunicación. En los últimos meses el grupo mayoritario, de lo que queda de la bancada de PpK, ha impuesto sus puntos de vista sin respetar nuestras posiciones”.

“Todo esto -prosiguen-, según el plan de gobierno de PpK con el cual obtuvimos el respaldo popular en el 2016. Durante los tres últimos años, marcados por la grave crisis política generada por el enfrentamiento entre la mayoría opositora del Congreso y el Ejecutivo, nuestra posición siempre fue la de defender la gobernabilidad del país, buscando el diálogo, los consensos y puntos de entendimiento para evitar las consecuencias de esta crisis en la economía y paz social”, se lee.

OPERACIÓN SALVATAJE

En esta situación de indefensión es que el mismo Vizcarra, según versión creíble, se comunicó con Yesenia Ponce, de Fuerza Popular, y la convenció para dejar de lado al fujimorismo y sumarse a Peruanos por el Kambio en esta arriesgada operación salvataje de la bancada oficialista.

El sorpresivo jale de Ponce para la sobrevivencia de PpK se dio a solo doce horas de que la misma legisladora criticara fuertemente al mandatario, por su actitud frente al conflicto de Tía María, tomando en cuenta la experiencia del “Moqueguazo” en 2008. “¿Quién fue el impulsor? Zenón Cueva, presidente regional; Martín Vizcarra, representante de colegios profesionales; y la participación de Vizcarra en el Moqueguazo lo hizo presidente regional”, fustigó desde su escaño.

Esto ya causó desavenencias, pero no en el Congreso, sino en pleno mitin del presidente en Huánuco. Cuando intentaba dar declaraciones a la prensa en dicha ciudad, decenas de transeúntes le gritaron “¡Fuera Yesenia! ¡Que vuelva a estudiar!”, recordando que antes Vizcarra ponía a la fujimorista –quien enfrenta investigaciones p e n a l e s por falsificar certificados de estudios- como un ejemplo de la mala calidad del Parlamento.

PUEDES VER TAMBIÉN | Tomás Gálvez: “Vela y Pérez trabajan para Odebrecht” [VIDEO]

Ahora Ponce es la más oficialista del grupo sobreviviente. Esto no obstante que tiene una posible suspensión que debe debatirse en el pleno el próximo 29 de agosto, y pese a que votó en contra el proyecto palaciego de inmunidad parlamentaria, es decir contra la “esencia” de las reformas reclamadas por el Presidente.

En el ínterin, desesperados, los cuatro parlamentarios que restaban de Peruanos por el Kambio se reunieron a puerta cerrada en la oficina de la bancada, en el sótano del Parlamento. Trascendió que en la reunión, se planteó la propuesta de sumarse a la bancada Liberal, pero retrocedieron ante el hecho de que si la bancada desaparecía perderían la presidencia de Comisión de Economía, la única a su cargo.

Casi en simultáneo, la exfujimorista Ponce presentó su carta de renuncia a la bancada de Cambio 21, para, posteriormente, incorporarse a Peruanos por el Kambio (PpK) con el fin de evitar que este grupo parlamentario se disuelva, sumando cinco parlamentarios. “Es grato dirigirme a usted para saludarle cordialmente y comunicarle la incorporación de la señora congresista Yesenia Ponce Villarreal de Vargas al Grupo Parlamentario Peruanos por el Kambio, decisión adoptada en sesión de la bancada realizada en la fecha 15 de agosto de 2019”, dice el oficio firmado por el vocero pepekausa Clemente Flores a la Oficialía Mayor del Parlamento.

ARTIMAÑA

El congresista izquierdista Wilbert Rozas (Frente Amplio), aseguró que la tres renuncias a Peruanos por el Kambio son parte de una artimaña para dejar solo al presidente Martín Vizcarra y traerse abajo el proyecto de reforma de adelanto de elecciones. “El propósito es dejar sin bancada al presidente Vizcarra. Hay un trabajo previo para ver si lo vacan y poner a una nueva presidenta, algo de eso. Quieren golpear al Ejecutivo y frustrar las elecciones adelantadas. De eso no tengo duda”, señaló. Asimismo, recalcó que con estos reacomodos en el Congreso se busca unir fuerzas políticas para arrinconar al Jefe de Estado. Mientras que Alberto Quintanilla de Nuevo Perú afirmó que con estas renuncias el fujimorismo y el Apra aprovecharán para decir que la propuesta de adelanto de elecciones ya no tiene ningún asidero, al estar ante un jefe de Estado débil.

“No creo que Martín Vizcarra debe renunciar a la Presidencia, ante esta situación. Su salida ahondaría más la crisis. Debe insistir con el adelanto de elecciones”, dijo el congresista también de izquierda.

DESLEALTAD

Para el legislador pepekausa Sergio Dávila, la reciente renuncia de sus colegas Carlos Bruce, Mercedes Aráoz y Ana María Choquehuanca a la bancada oficialista “definitivamente es algo desleal, es una deslealtad porque nos hemos formado (ahí] y deberíamos mantenernos sólidos”.

Sin embargo, aseguró que los congresistas “provincianos” que quedaron en la agrupación parlamentaria de PpK “continuarán unidos”. Dávila recalcó que la salida de sus excolegas no es responsabilidad del presidente Martín Vizcarra.

HABLA BETETA

La primera vicepresidenta del Congreso, Karina Beteta, consideró que la bancada de Peruanos por el Kambio (PpK), del expresidente Pedro Pablo Kuczynski, “era más una lista de amigos” y las consecuencias se pueden ver en la renuncia de sus integrantes.

“Esto tiene que dar una lección a los líderes, que cuando tienen que armar una lista, realmente escojan a militantes y personas que se encuentren identificadas con el partido en donde están participando”, dijo. En esa línea, invocó a las agrupaciones políticas a elegir bien a los cuadros que elijan para futuras elecciones.

Asimismo, lamentó las renuncias de Mercedes Araoz, Carlos Bruce y Ana María Choquehuanca de la bancada pepekausa, y señaló que este tipo de decisiones debilitan a los partidos políticos que son los cimientos de la democracia. “Creo que es lamentable cuando esto ocurre, cuando hay unas bancadas que se van desintegrando, vienen con tanta ilusión de formar parte de un partido y una bancada, y cuando estos hechos ocurren, realmente no ayudan a consolidar los partidos políticos, que son base principal de
una democracia”, aseveró.

ANTECEDENTES

A resultas de las elecciones generales del 2016, en que la bancada de Peruanos por el Kambio (PpK) alcanzó a tener 18 legisladores, pasados tres años han sido 14 los integrantes de dicho grupo congresal los que se han alejado por diversas razones.

El primer desembarcado fue Roberto Vieira por haber filtrado a los medios un mensaje de la aplicación Telegram en que el congresista Gilbert Violeta afirmaba que el expresidente Kuczynski estaba “secuestrado” por grupos de poder. Luego, a raíz del indulto a Fujimori por parte de PPK, el 24 de diciembre de 2017, otros pepekausas de ala “caviar” se alejaron, como Alberto de Belaunde, Vicente Zeballos, y Gino Costa. Cuando cae PPK en marzo de 2018, otro que desertó fue Guido Lombardi, el 9 de noviembre de 2018. El pretexto fue que encontraba “diversas contradicciones entre lo que significa una lucha frontal  contra la corrupción y la acción política que ello supone”. Estaba en todo su furor el controvertido caso, inflado por la Fiscalía de la Nación, llamado “Los cuellos blancos del puerto”.

Precisamente este caso motivó el pedido de renuncia al entonces ministro de Justicia, el congresista Salvador Heresi, por la aparición de un audio suyo, sin contenido penal, con el exvocal supremo César Hinostroza. Después Heresi hizo extensiva su renuncia a PpK.

LA DUPLA

Una propuesta de cambio de nombre del partido, que hasta entonces se mantenía como Peruanos por el Kambio, motivó la renuncia de la dupla Juan Sheput y Gilbert Violeta, quienes hicieron tienda aparte con la agrupación llamada ‘Contigo’. Esto sucedió el 6 de maro de 2019. Luego, en julio, tras los pasos de Sheput y de Violeta, dejaron PpK los parlamentarios Janet Sánchez, quien presidía la comisión de Ética y, Moisés Guía Pianto, que se sumaron a ‘Contigo’.

La crisis de Tía María, el fallido proyecto cuprífero de la región Arequipa, fue el detonante para la última sangría a lo que quedaba del partido de PPK: Carlos Bruce, Mercedes Aráoz y Ana María Choquehuanca, de desligaron de PpK dejando en una situación crítica al presidente Martín Vizcarra. Por eso es que su salida es atribuida a un nuevo rumbo vizcarrista considerado ajeno al plan inicial de Peruanos por el Kambio, a la quiebra de la democracia interna y reiteradas marginaciones. Pero la decisión se precipitó por los ataques de Vizcarra a Aráoz por el “Baguazo”.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales deFacebook Twitter.



Top
Pésima ejecución presupuestal 2019

Pésima ejecución presupuestal 2019