Votemos contra los aliados de Odebrecht
A+

Por Plinio Esquinarila

Quien quiera que pase a la segunda vuelta en las elecciones de hoy, domingo 11 de abril de 2021, deberá tener en cuenta que hay un documento que a futuro marcará un antes y un después en la lucha contra la corrupción en el Perú: ese es el acuerdo de colaboración eficaz firmado el 15 de febrero de 2019 en Sao Paulo, Brasil, entre los fiscales del equipo especial del caso Lava Jato, Rafael Vela Barba y José Domingo Pérez, el procurador ad hoc del caso y los representantes de la constructora brasileña Odebrecht.

Ese acuerdo fallido del caso de corrupción más grande de nuestra historia se encuentra entrampado y en opinión de expertos, como el economista Manuel Romero Caro, ha sido y sigue siendo un fracaso para el país, por lo que es necesario recordarlo en sus elementos claves para que el nuevo gobierno los tome en cuenta.

PUEDES VER│Titular del JNE desmiente haber autorizado a medios internacionales la divulgación de encuestas

“Ciertamente la estrategia del equipo especial, de centrarse fundamentalmente en el acuerdo de colaboración eficaz, ha fracasado por diversas razones: en primer lugar, con el ingreso del equipo dirigido por Rafael Vela se le dio a Odebrecht todo lo que estaba pidiendo: incluir sólo 4 proyectos, 2 grandes (Metro 1 de Lima y la Interoceánica) y 2 pequeños (Vía Evitamiento Cusco y Costa Verde Tramo Callao)”, recuerda.

Esto es importante porque cuando el equipo especial lo dirigía el fiscal Hamilton Castro se incluían 20 proyectos, entre ellos el Gasoducto Sur Peruano (GSP). “Fueron los de Odebrecht los que decidieron qué proyectos incluir en el ‘histórico’ acuerdo, vale decir los más antiguos y en los que han recuperado su inversión con creces, y cuáles vetar su inclusión (principalmente el GSP, que es el único que tiene cláusula anticorrupción)”, precisa.

PUEDES VER│Marina de Guerra rechaza tener información sobre un intento de fraude en estas elecciones

En resumen, se le dio mucho y se recibió muy poco: una reparación civil de solo 630 millones de soles pagaderos en 15 años. Sabe Dios si Odebrecht existirá en esa época, reflexiona, con el agravante que dicha constructora no ha cumplido con remitir toda la información que debió haber entregado.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.