Ben-Hur y el secreto mejor guardado
A+

Millones de personas han visto la escena en la que Judá Ben-Hur y Messala se reencuentran: se agarran el brazo, se miran fijamente y de arriba abajo, con media sonrisa, se rozan las manos al compartir una copa y no pueden evitar reír con nerviosismo. «Después de tantos años, todavía cerca», «sí, en todos los sentidos», «te dije que volvería», «no creí que lo hicieras, estoy tan feliz». Mirándose intensamente, con los brazos entrelazados, toman vino.

De acuerdo al guionista de la película, los dos habían sido amantes; pero esto es algo que el actor Charlton Heston, quien encargó al protagonista, no sabía. De hecho, en 1995, el escritor y guionista Gore Vidal contó, en el documental sobre la presencia LGTB en el cine El celuloide oculto, que su intención, al escribir la película, era dar a entender que la rivalidad entre Messala y Ben-Hur tenía su origen en una pasión de juventud.

Esta propuesta había sido aceptada por el director William Wyler, pero había un gran obstáculo: Charlton Heston, pues era una de las estrellas más conservadoras de la época.

¿Qué hicieron?

Solo le contaron el pasado romántico de los personajes al intérprete de Messala, Stephen Boyd. En realidad, todo el mundo lo sabía, menos Heston. Así que Heston actúa con la cabeza levantada, con mucha dignidad», describía Vidal, «mientras Stephen Boyd exprime su interpretación al máximo. Tiene miradas que resultan evidentes».

Este «secreto» causó mucha gracia en todos los participantes; pero cuando Heston se enteró, la situación se tornó hostil.

¿Cómo se enteró el protagonista?

El publicista de la Metro-Goldwyn-Meyer, Morgan Hudgens, escribió una nota a Vidal para contarle anécdotas del rodaje: «El Gran Paleto [apelativo con el que se referían secretamente a Heston] lo ha dado todo en tu escena del primer encuentro. ¡Tendrías que haber visto a esos chicos abrazarse! Me temo que C. H. va segundo en esta batalla».

Cuando Heston escuchó estas declaraciones, según narra El País, dijo que la revelación era «ridícula» y llamó al productor del documental para rechazar que Ben-Hur fuese homosexual.

Gore Vidal respondió a través de un artículo en el que se refería en todo momento a Heston como «el señor portavoz de la Asociación Nacional del Rifle». «¿Qué puedo hacer con un anciano actor que, cuando trabaja, lleva dos tupés, uno encima del otro, en su búsqueda de la verosimilitud?», dijo Vidal.

Heston contraatacó en otro medio, L. A. Times: «La afirmación de Vidal de que coló una escena implícitamente homosexual entre dos hombres es un insulto para William Wyler y, debo decir, me irrita enormemente».

Como se sabe, Ben-Hur es la película más cara de la historia en su momento y ganó 11 Oscar, cifra récord. Heston se llevó la estatuilla como mejor actor.

(Fuente: El País y La Mula)