Luis Enrique «Príncipe de la salsa», se hace escritor para contar su vida
A+

Luis Enrique, más conocido como el “Príncipe de la salsa”, escribió su primer libro en el que relata sucesos importantes de su vida, la cual fue marcada por la experiencia de haber sido un joven hispano indocumentado.

“El ser indocumentado no te traba el camino completamente, uno puede hacer muchas cosas siéndolo”, expresó Luis Enrique, en una entrevista.

“Autobiografía”, es el título del libro del cantautor nicaragüense, que lleva  como nombre uno de sus éxitos musicales. Lo que Luis Enrique busca a través de su publicación es ayudar a las personas que han dejado de sentir que pueden lograr sus sueños.

El libro está específicamente dedicado a todo aquel que ha migrado a otro país y ha llegado sin documentos, una situación que Luis Enrique vivió en Estados Unidos. Para él, la realidad de los inmigrantes indocumentados no está, hoy, peor que nunca. Ya que siempre ha sido difícil, y es una situación que no ha cambiado en 30 años, señala el “Príncipe de la salsa”.

Un poco de su historia

Luis Enrique llegó a Estados Unidos desde Tijuana, México. Viaje que realizó a los 15 años junto con su hermano menor de 13 años. Llegando al estado de California en donde  se reunieron con su madre y su tía. Él recuerda que cuando terminó la escuela en los 80s,  sintió que estaba en el aire, debido a que no pudo cumplir su deseo de ser maestro de niños con necesidades especiales. La música, fue lo único que pudo llenar el vacío que sintió en aquel entonces.

El “Príncipe de la salsa” recuerda cuando sufrió redadas de inmigrantes indocumentados en Los Ángeles, a fines de los años 70 y comienzos de los 80. Situaciones que lo marcaron y permitieron que pueda contar su historia.

A Luis Enrique le costó mucho decidir si realmente quería contar lo que vivió cuando fue muy joven. Dar el paso de la musicalización a la escritura literaria, fue muy importante para él.  Solo recordar cosas que había olvidado o querido olvidar, al escribirlas lo llenó de vida. “Fue como hacerme una limpia”, aseguró cuando se le preguntó si en cierto modo su libro fue un desahogo.

Para el cantante nicaragüense, la experiencia de escribir su libro fue un paso que siempre quiso dar, y es posible que lo vuelva a repetir , pero es tajante cuando se le pregunta si el hacerse escritor lo podría apartar de la música. “No, la música soy yo. Es algo natural en mí”. EFE