7 de cada 10 peruanos no usan plataformas digitales

El Perú registra un alto nivel de usuarios aún por digitalizar.

Desde hace dos años, la pandemia del COVID-19 se convirtió, probablemente, en uno de los principales catalizadores de cambio en la interacción de los peruanos con la industria financiera. La digitalización de productos y servicios financieros permitió a las personas y negocios seguir realizando transacciones incluso bajo entornos marcados por el distanciamiento, y se constituyó en un medio fundamental para la promoción y la aceleración de la inclusión financiera en el Perú.

Ese importante avance, sin embargo, muestra todavía un largo camino por recorrer en la digitalización financiera de todos los peruanos, según las cifras recogidas por el reciente Estudio de Inclusión Financiera y Digitalización de Credicorp, elaborado por Ipsos en siete países de la región (Perú, Chile, Bolivia, Colombia, Ecuador, México y Panamá). De acuerdo con el estudio, hoy 7 de cada 10 peruanos todavía no usan plataformas digitales para transacciones financieras y el país se ubica, junto a México, como el de menor nivel de digitalización (30 %) en el uso de servicios y productos financieros, entre los países evaluados.

El análisis define tres niveles de usuarios digitales, determinados sobre la base de la frecuencia de uso de plataformas financieras digitales (billeteras móviles, apps bancarias y banca por internet) y el empleo de estas tanto en el pago de productos y servicios como en la realización de transferencias financieras. Mientras el usuario no digital es aquel que todavía no hace uso de las plataformas digitales para realizar transacciones, el usuario ocasional es aquel que las utiliza menos de una vez al mes y el usuario recurrente es aquel que las emplea una o más veces al mes para concretar sus transacciones financieras. Si bien el Perú registra un alto nivel de usuarios aún por digitalizar, a la vez muestra un relevante porcentaje de usuarios recurrentes (21 %, el cuarto más alto de los países evaluados) y un reducido grupo de usuarios ocasionales (9 %).

TAMBIÉN LEE: Elecciones 2022: Lo de López Aliaga es imposible que se revierta, según exjefe de ONPE

El Estudio de Credicorp e Ipsos refleja el avance disímil que tiene la digitalización financiera entre los diversos subgrupos poblacionales del país. Según las cifras recogidas, en cuanto a ámbito de residencia la mayor oportunidad de crecimiento en el uso de las soluciones financieras digitales se encuentra en el ámbito rural, donde el 88 % de personas son consideradas usuarios no digitales; por encima del promedio regional (78 %) y del 66% de usuarios no digitales registrado en el ámbito urbano peruano. En el ámbito rural peruano, apenas el 6% son usuarios digitales recurrentes de este tipo de soluciones (25 % en el ámbito urbano) y el otro 6 % son usuarios ocasionales (9 % en el ámbito urbano).

Otra de las diferencias más marcadas en el avance de digitalización financiera se da en el factor de nivel socioeconómico (NSE). Mientras el 87 % de peruanos pertenecientes al NSE bajo todavía no usa medios digitales para transacciones financieras -cifra 11 % superior al promedio regional-, el nivel de usuarios no digitales en el NSE alto alcanza apenas el 29 %. En esa misma línea, el porcentaje de usuarios digitales recurrentes en el NSE alto (58 %) supera en más de siete veces el registrado dentro del NSE bajo (8 %). En el NSE medio, los usuarios digitales recurrentes alcanzan el 27%, los ocasionales representan el 13 % y los no digitales llegan al 60 %. (J.F.C.R.)

TE PUEDE INTERESAR:

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.