Empresas peruanas apuestan a invertir en la nube

Ante la necesidad de acceder a información desde cualquier dispositivo y cualquier parte del mundo.

El uso de la nube o cloud se ha diversificado cada vez más, especialmente a lo largo de los últimos años en donde prevalece el trabajo remoto y es necesario que se acceda a información desde cualquier dispositivo, desde cualquier parte del mundo.

El último estudio Tech Horizon: Seis hábitos de los líderes de la transformación digital elaborado por EY Perú señala que para el 53% de empresas en nuestro país la nube representará la mayor parte de su inversión en tecnología en los próximos dos años.

Según Jorge Antonio Villa, de la Asociación de Empresas Familiares (AEF Perú) esta cifra puede ser incluso mayor, debido a que las organizaciones, independientemente de su rubro o tamaño, encuentran en la nube el lugar ideal para el almacenamiento de sus datos. «Según un estudio del sector, hasta un 80% de las empresas tienen o están planeando algún proyecto basado en la nube como parte de su camino hacia la transformación digital».

Pero ¿por qué una empresa debe invertir en este tipo de tecnología?, por los siguientes beneficios:

TAMBIÉN LEE: La importancia de la seguridad en el trabajo remoto

1.- Reducción de costos. La nube libera a las empresas de grandes inversiones en la compra y mantenimiento de equipos propios. Hoy en día, ya no es necesario comprar hardware, licencias o implementar un centro de datos para que una empresa pueda funcionar y desarrollarse. Todo lo que se requiere es alquilar estos recursos a un proveedor de nube.

2.- Seguridad de los datos. La computación en la nube ofrece funciones de seguridad muy avanzadas que garantizan que la información almacenada esté altamente protegida. Los proveedores de nube se encargan de implementar la ciberseguridad en sus plataformas, el control de acceso a los usuarios y la encriptación de los datos.

3.- Trabajo remoto. Hasta hace poco toda la información de una empresa se encontraba almacenada en sus servidores internos, sin acceso desde el exterior. Hoy en día los usuarios pueden acceder a sus datos alojados en la nube desde cualquier dispositivo móvil, las 24 horas del día, siempre que exista conexión a Internet.

4.- Actualizaciones automáticas de software. Cuando trabajan con hardware y software propios, las organizaciones son las responsables de la actualización, mejora y modernización de los mismos, lo cual implica tiempo y costo adicional. Por el contrario, cuando se trabaja en la nube todo ello corre por cuenta del proveedor.

5.- Recuperación rápida de información. Los problemas de pérdida de información a causa de fallas de hardware, errores de software o infección de virus son muy comunes. Ante ello, los proveedores de nube cuentan con enormes centros de datos con miles de servidores administrados por sistemas muy sofisticados que garantizan la continuidad de las operaciones en caso de fallos inesperados. (J.F.C.R.)

TE PUEDE INTERESAR: