La importancia de la tecnología en el “Bienestar Organizacional”

Para ayudar a los empleados a adaptarse y prosperar, las organizaciones han redoblado sus esfuerzos para crear programas de bienestar más sólidos y eficaces.


Si bien antes de la pandemia, existían planes a futuro o acciones aisladas al interior de las organizaciones para apoyar el bienestar de los colaboradores, una vez que ésta estalló, la preocupación por el bienestar integral de los trabajadores se volvió un elemento clave en términos de atracción y retención, mayor productividad y engagement. Esto, sumado a la crisis económica actual, los efectos que dejó el Covid-19 y la aparición de novedosas empresas en la escena, como las startups, que ofrecen una cartera de beneficios que antiguamente eran impensados, han obligado a las empresas a ir más allá en su estrategia, colocando al trabajador en el centro de ella.

Para ayudar a los empleados a adaptarse y prosperar, las organizaciones han redoblado sus esfuerzos para crear programas de bienestar más sólidos y eficaces. Para conocer la realidad de este escenario, la compañía global de riesgos y beneficios WTW, muestra los resultados de la encuesta “2021 Wellbeing Diagnostic” realizada a 588 empresas de diferentes países de Latinoamérica con el objetivo principal de comprender mejor los enfoques de las organizaciones sobre el bienestar en el lugar de trabajo, identificando los obstáculos para aplicar una estrategia eficaz, las mejores prácticas y las tendencias para los próximos tres años.

Según Guillermo Castillo, Head of Health & Benefits de WTW, en nuestro país se realizó una encuesta a empleadores con operaciones en diversas industrias como TI y Comunicaciones, Energía y Servicios Públicos, Salud, Finanzas, Fabricación, Retail, Educación, entre otros. La proporción de empleadores sin una estrategia de bienestar está en declive en América Latina. El reporte arrojó que al año 2021 sólo un 62% de encuestados había adoptado una estrategia de bienestar para sus empleados, con objetivos y metas establecidas para cada programa y con una estrategia comunicacional efectiva. Sin embargo, el diagnóstico reveó que para el año 2024, el 98% de las organizaciones busca implementar una estrategia sólida, con gran foco en la diferenciación de sus programas de bienestar de otras organizaciones y personalizados para satisfacer las necesidades de sus diferentes grupos de empleados.

Estrés: problema de salud que afectan a los empleados

 Para la mayoría de los empleadores, los principales problemas que afectan a la fuerza laboral son el estrés (89%), problemas de salud mental (depresión y/o ansiedad) (79%) y la falta de ejercicio (73%). Por ello, el bienestar se ha convertido en una de las principales prioridades de la estrategia de las organizaciones, ya que, al generar una experiencia positiva del empleado, las empresas se ven beneficiadas en términos de productividad, menor días por ausentismo y presentismo, aumento de la atracción y retención, potenciando así su marca empleadora frente al mercado.

De esta forma, el bienestar físico y emocional de los empleados es la máxima prioridad para los empleadores durante los próximos tres años, pues uno de los principales aspectos del estudio resaltó que un 96% considera que el bienestar físico será una prioridad importante para su organización, así como el bienestar emocional, con un 99%, ya que permitirá gestionar el estrés y los problemas de salud conductual en la fuerza laboral. El estudio también develó que otro aspecto resaltante es el bienestar financiero, en un 71%, el cual identifica e implementa soluciones para mejorar la salud financiera de su fuerza laboral. Si bien este aspecto se encuentra por debajo de las otras prioridades, es la dimensión que mayor incremento tuvo, respecto a cifras del año 2015, lo que indica que es una tendencia cada vez más abordada por las organizaciones.

Entre otros aspectos en los cuales los empresarios tomarán medidas en los próximos tres años para impulsar sus estrategias de bienestar, se encuentran: el incrementar la participación de los empleados con sus programas de bienestar, para lo cual refieren que utilizarán principalmente soluciones virtuales para llegar a los empleados remotos, junto con la capacitación de los líderes para crear conciencia sobre la oferta de bienestar hacia los empleados, y la evaluación del financiamiento. (J.F.C.R.)