¿Qué es el SEO? Definición y funcionamiento

El Search Engine Optimization u optimización de motores de búsqueda se transformó en la perla más preciada por aquellos que no cuentan con especialistas dentro del departamento de marketing y quieren aparecer en los primeros puestos de Google.

La tendencia es cada vez mayor y empujada por las caídas frecuentes de Facebook, WhatsApp e Instagram, el posicionamiento orgánico continúa en pleno crecimiento que no pareciera tener techo.

Definición de SEO

Sin ahondar en cuestiones exageradamente técnicas, puede definirse al SEO como aquellas estrategias que mejoran el posicionamiento orgánico de un sitio web aumentando así la visibilidad del negocio y la posibilidad de obtener mayor cantidad de clics.

En definitiva, los objetivos finales del SEO son aumentar la visibilidad orgánica en los principales buscadores como Google o Bing. Además, gracias a tus resultados de búsqueda en página 1 podrás captar potenciales clientes que desconocían tu marca y gracias al SEO ingresan a tu sitio web por primera vez.

Sabemos que Google es el Rey de los buscadores, por lo que es ideal apuntar todos los esfuerzos de SEO hacia el gigante de Internet. Para que tengas un parámetro de la trascendencia de este buscador en todo el mundo, según datos de Internet Live Stats se realizan más de 6 mil millones de búsquedas diarias, mientras que Google abarca casi el 70% de la cuota de mercado de búsquedas. Sin dudas que es impresionante e ignorar a Google se transformó en un nuevo pecado capital.

¿Por qué es importante el SEO para un negocio?

Así como existen muchas estrategias y técnicas fructíferas dentro del marketing digital, el SEO es un recurso que no puedes omitir. Esto se debe a que sus resultados son duraderos, mucho más económicos y no requieren una inversión constante para que sean mostrados dentro de los resultados de búsqueda como ocurre con el SEM.

No se trata de omitir estrategias como el email marketing o los anuncios pagos en Google a través de Google ADS, sino que es conveniente trabajar con esas estrategias de captación, pero apoyadas por técnicas SEO de fondo que mejoren el sitio web a ojos de Google.

La importancia de aplicar SEO ON Page y OFF Page

Dentro de la optimización de motores de búsqueda, existen dos grandes sub universos que deben considerarse a la hora de plantear una estrategia integral de posicionamiento orgánico.

Por un lado, el SEO ON page abarca todo lo relacionado al interior del sitio web. Es aquí donde entran las meta etiquetas, optimización de imágenes, estructuración interna, enlaces internos, arquitectura web, semántica, rendimiento (WPO) y otras cuestiones técnicas que son desarrolladas por especialistas y consultores SEO profesionales.

El lado B del SEO -y no menos importante- es el SEO OFF Page. Es decir, todo aquello que ocurre por fuera del sitio web, pero que influye en gran medida para el mejoramiento del posicionamiento orgánico. Aquí, el LinkBuilding o el arte de generar enlaces hacia nuestro sitio web desde sitios de terceros sigue siendo la cereza del postre.

Por esa razón, es importante destinar esfuerzos eficaces en la obtención de enlaces en sitios relevantes y relacionados con la temática. Por ejemplo, si tienes un sitio web de accesorios para smartphones, no tiene demasiado sentido que un sitio de lanchas te enlace directamente siendo esta práctica muy poco natural. Por el contrario, asegúrate de forjar alianzas con sitios afines a la temática y capta la mayor cantidad de links con criterio.

Una estrategia que funciona de maravilla es la de generar contenido único y de valor que responda a la intención de búsqueda de los usuarios. Si logras esto, obtendrás enlaces gratuitos desde otros sitios web que apelarán a tu información. En un abrir y cerrar de ojos te transformarás en la referente dentro de tu nicho y esto se verá reflejado en las posiciones orgánicas para determinadas palabras claves.

¿Cómo decide Google en qué posición mostrar mi sitio web?

Esta es una de las preguntas más frecuentes. Y Google toma en cuenta más de 200 criterios de posicionamiento orgánico que jamás fueron revelados a los expertos SEO, aunque existen algunas certezas al respecto. La experiencia de usuario, velocidad del sitio web, relevancia, autoridad, navegación y calidad del contenido son algunos de los factores cuya optimización mejora el posicionamiento orgánico.

No lo dudes y lánzate hacia la aventura SEO para mejorar la visibilidad orgánica de tu sitio web y captar más clientes.