Se incrementa el uso de alarmas monitoreadas.

La seguridad electrónica ha venido evolucionando de tal manera que hoy nos ofrecen diversas soluciones tecnológicas para mantenernos protegidos.


 

La seguridad electrónica ha venido evolucionando de tal manera que hoy nos ofrecen diversas soluciones tecnológicas para mantenernos protegidos, cada una de ellas adaptadas a nuestras necesidades. Una de las alternativas que podemos encontrar actualmente son las alarmas monitoreadas, las cuales funcionan a través de la instalación de equipos electrónicos instalados en hogares, oficinas o negocios de manera tal que cualquier señal de alerta es enviada a la Central de Recepción de Alarmas (CRA) para ser evaluada y se puedan tomar las acciones pertinentes.

En caso de detectar una situación fuera de lo normal se activa el plan de acción propuesto por la empresa que brinda el servicio de seguridad, el cual puede ser comunicarse con una lista de contactos provistos por el cliente (en orden prioritario), la policía, serenazgo o los bomberos. Para ello, estos sistemas trabajan de forma integrada con sensores de movimiento, detectores de humo, botones de pánico, generador de niebla, entre otros.

Las alarmas monitoreadas están conectadas las 24 horas del día, los 365 días del año a la central de monitoreo, refiere Hector Aranzaens, jefe de ventas de Watchmen Perú. El especialista indica que el personal encargado del monitoreo tiene que estar atento y preparado para verificar las alertas que se produzcan.

«Es importante que el sistema de alarmas se encuentre en buenas condiciones – de preferencia deben tener un mantenimiento anual-, para que la información sea constante y se pueda determinar si una alerta es verdadera o se trata de una falsa alarma», nos comenta.

TAMBIEN LEE: Docentes en tecnología enseñarán de forma gratuita

«Contar con una cámara de vigilancia por sí sola no va a prevenir una incidencia en nuestro inmueble -esto lo vemos todos los días en los noticieros”, señala Aranzaens.  «Es importante que los equipos electrónicos funcionen de manera combinada y sean monitoreados por expertos en seguridad, quienes se encargan de brindarnos seguridad y tranquilidad», indicó.

Del mismo modo, es necesario conocer que las alarmas monitoreadas ofrecen beneficios que los sistemas por sí solo no hacen. Al contar con una alarma monitoreada el inmueble se encuentra protegido las 24 horas del día, los 365 días del año; además, la central de monitoreo puede tomar acciones inmediatas cuando detectan una anomalía o el usuario se comunica a través de la app que ofrece su proveedor. Finalmente, los usuarios pueden mantenerse informados en tiempo real de lo que sucede en sus inmuebles haciendo uso de sus dispositivos móviles.(J.F.C.R.)

TE  PUEDE INTERESAR: 

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.