Universo temprano pudo tener más galaxias

Científicos indican que el polvo cósmico absorbe radiación ultravioleta e impide la observación de constelaciones.

Los actuales censos del universo temprano pueden haber dejado fuera a una de cada cinco galaxias que se formaron poco después del Big Bang, ocultas por el polvo cósmico, según sugiere un estudio publicado en la revista “Nature”.

Un equipo internacional de astrónomos ha utilizado los datos del radiotelescopio ALMA para observar dos galaxias desconocidas hasta ahora formadas hace más de 13,000 millones de años.

El hallazgo fue una “serendipia” que se produjo cuando los científicos analizaban otros objetos en la misma región del espacio difíciles de observar en las longitudes de onda disponibles para el telescopio espacial Hubble y otras instalaciones terrestres, explicó en un comunicado la universidad japonesa de Waseda.

El polvo cósmico que a menudo rodea a las galaxias más distantes absorbe radiación ultravioleta, lo que dificulta su observación. Para evitar esa limitación, los investigadores analizaron los datos de ALMA, en longitudes de onda submilimétricas.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.