“’Miércoles negro’ ya es histórico pues logramos recuperar Tiwinza”
A+

-¿Nos podría describir de forma somera su experiencia vivida en el conflicto del Alto Cenepa?

Yo participé en el conflicto del Alto Cenepa en el año 1995, tenía el grado de mayor y me encontraba trabajando en el batallón de Comando Nº 19. De pronto tuvimos la noticia de una infiltración ecuatoriana en la zona del Alto Cenepa. El comando del Ejército y las FF.AA. dieron una disposición que consistía, primero, en expulsar al invasor; segundo, alcanzar la línea de frontera; y, tercero, mantener la posición, y eso fue lo que hicimos y cumplimos a cabalidad. Y así hasta que se decretó el alto al fuego e intervinieron los garantes a definir final e históricamente la delimitación territorial entre Ecuador y Perú.

-¿Por qué se conmemora de manera especial el 22 de febrero como fecha central de la gesta del Alto Cenepa?

Hay varios días de varias acciones como el 29 de enero que donde cae el helicóptero del capitán Luis García Rojas y su tripulación, que es abatido en el Alto Cenepa y no hace mucho ha sido considerado Héroe de la Patria. Posteriormente, se dieron varios enfrentamientos, pero uno que dejó un hito en la trascendencia de esta guerra fue un miércoles 22 de febrero de 1995 en la zona que los ecuatorianos habían designado como Tiwinza, que es un nombre que en el Perú no existe. Y ese día las tropas de los comandos del Ejército hicieron un asalto en la zona del falso Tiwinza a las 10 de la mañana y fue una operación violenta con muchas bajas para Ecuador que definió el curso de la guerra porque se logró expulsar al enemigo de territorio peruano.

-Entonces, ¿esa fecha, del 22 de febrero de 1995, deberá ser celebrada como efemérides a nivel nacional?

Efectivamente, esa acción de las fuerza peruanas determinó la gesta de recuperar la soberanía sobre territorio peruano. Porque ya Ecuador vio mermada su capacidad operativa y tuvo que emprender la retirada, y los garantes estaban encima prácticamente del conflicto y tuvieron que entrar al terreno diplomático para la definición de los límites. Es por eso que los historiadores lo conocen como “El miércoles negro” que fue realmente fatal para la otra fuerza. La principal acción que tuve yo fue recuperar la Cueva de los Tallos y, posteriormente, la Base Sur. Fue positivo porque después de muchos años el Perú logró cerrar sus fronteras que habían estado descuidadas hasta entonces.

-¿Cómo describiría el escenario donde ocurrieron las acciones de guerra?

El conflicto del Alto Cenepa ocurre en el lado oriental de la Cordillera del Cóndor, sobre la cuenca del río Cenepa, en territorio peruano, que fuera ocupado por el Ejército de Ecuador desde 1994, y que enfrentó a las fuerzas armadas de ambos países entre enero y febrero de 1995. Lo insólito es que no hubo una declaración formal de guerra entre ambos países pero, sin embargo, se dieron los enfrentamientos bélicos. Las operaciones militares sucedieron en la cuenca del río Cenepa, en territorio delimitado pero sin demarcar con hitos, zona de selva alta de complicado acceso, donde los factores climáticos dificultaron los desplazamientos militares.

-¿Cómo se definió el intrincado conflicto de intereses por territorio y la aventura ecuatoriana de incursionar en territorio peruano?

El conflicto se resolvió gracias a la intervención de Argentina, Chile, Brasil y EE.UU. (Países garantes del Protocolo de Paz, Amistad y Límites de Río de Janeiro del 29 de enero de 1942), donde se logró terminar el proceso de demarcación de la frontera en los tramos pendientes entre los hitos Cunhime Sur y 20 de Noviembre, y Cusumaza–Bumbuiza y Yaupi–Santiago, de conformidad con lo establecido en el Protocolo de Río de Janeiro y el fallo arbitral de Braz Días de Aguiar.

Recuerda a un héroe

-¿Cómo ha quedado lo del desminado de la zona de combate que aún está pendiente por desminar?

Es en el área de Tiwinza y Base Sur. Las fuerzas combinadas de Perú y Ecuador siguen trabajando en ese tema del desminado actualmente, porque aún queda el 60 por ciento de minas en la zona. Quisiera recordar la valentía del comando Wilson Cisneros Cabos, que murió en combate. Era un tipo muy profesional quien por ayudar al cabo Bendezú, quien quedó mutilado, pisa una mina y ambos fallecen en esa acción.

UN EX COMANDO CHAVÍN DE HUÁNTAR

César Astudillo Salcedo es General de División del Ejército y se desempeña en el Comando Especial del Vraem. Es sobreviviente del conflicto armado contra Ecuador en el Alto Cenepa (1995) y fue excomando que intervino en la Operación de Rescate “Chavín de Huántar” (1997) en la residencia del embajador japonés.

ROBERTO SÁNCHEZ REYES

[email protected]