Descubren imágenes ocultas de los cuadros de Picasso

Así queda demostrado que la tecnología se ha vuelto una “herramienta imprescindible”.

El Museo Picasso de Barcelona presentó el lunes los resultados de los estudios técnico-científicos de las principales obras de su colección permanente del periodo azul del artista española, como “Naturaleza muerta” (1901) y “Azoteas de Barcelona” (1903), pintados sobre otras imágenes.

La muestra examina varios aspectos de los cuadros, desde el proceso creativo, los materiales constitutivos y la distribución de las capas de color, hasta la contextualización y la interrelación con obras del mismo periodo o de periodos anteriores, en el caso de las telas reutilizadas.

«Siempre se había justificado el reaprovechamiento de las telas en Picasso por una cuestión económica, pero estos análisis tecnológicos demuestran que había una voluntad, y que el pintor deja deliberadamente guiños, reaprovecha colores, formas y texturas», explicó la comisaria de la muestra, Reyes Jiménez.

TAMBIÉN LEE: Silvia Congost: «Identifiquemos a las personas tóxicas antes que nos detruyan»

El director del museo, Emmanuel Guigon, resaltó que se trata de “un periodo determinante” de la obra del pintor, “muy bien representado” en este museo.

Abierta hasta el 4 de septiembre, la muestra presenta los trabajos de investigación desarrollados en colaboración con instituciones museísticas como la National Gallery of Art de Washington, que ha analizado las pinturas “Bodegón” y “Jaume Sabartés con quevedos”, ambas de 1901.

O el Istituto di Fisica Applicata Nello Carrara de Florencia (IFAC-CNR), que se ha centrado en el estudio de “La copa azul” (hacia 1903); y con la Universidad de Barcelona, encargada de los primeros estudios del óleo “Azoteas de Barcelona” (1903).

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital, AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.