Asesino serial: El holandés Joran Van der Sloot

El feminicida Joran Van der Sloot ha sido acusado por la muerte de dos jóvenes, una en Perú y otra en Aruba.


Corría en Lima los días de un clima templado del mes de mayo, para ser exactos el 30 por la tarde, cuando la ciudad de Lima fue sacudida con una horrible noticia, una hermosa y brillante joven de 21 años había sido encontrada muerta en un hotel del prestigioso distrito de Miraflores. La víctima Stephany Flores, hija de un reconocido empresario y estudiante de Economía en la Universidad de Lima, había sido salvajemente asesinada a manos del holandés Joran Van der Sloot, quien era buscado por homicidio en los Estados Unidos.

La norteamericana Natalee Holloway y la peruana Stephany Flores fueron las víctimas del europeo, que se encuentra internado en una cárcel peruana a 5 mil metros de altura. En 2038 termina su condena, pero tiene un juicio pendiente en Estados Unidos, por lo que las autoridades peruanas decidieron que entregarán, de manera temporal, al homicida para que responda por los delitos de extorsión, estafa y, sobre todo, por la desaparición de la estadounidense en Aruba.

El homicidio de Stephany Flores

El 30 de mayo de 2010, en el quinto aniversario de la desaparición de Holloway, la joven Stephany Tatiana Flores Ramírez (de 21 años) falleció en el Hotel TAC del distrito de Miraflores, en Lima, Perú. El 2 de junio (3 días después), su cuerpo golpeado fue encontrado por una empleada del hotel en la habitación 309, la cual estaba registrada a nombre de Van der Sloot. Él se había marchado sin devolver la llave de la habitación y dejando la televisión sonando a todo volumen. Según los investigadores peruanos, Flores Ramírez sufrió golpes con un objeto romo en la cabeza, los que le ocasionaron una hemorragia cerebral y la fractura del cuello. Una raqueta de tenis, identificada como el arma homicida, se recuperó en la habitación. Un empleado y el cantante panameño Roberto Blades, quien estaba de paso por Lima y se hospedaba en el mismo hotel, declararon que vieron a Van der Sloot y a la víctima entrar en la habitación del hotel.

La Policía tenía en posesión un video de los dos juntos la noche anterior, jugando póker en el casino Atlantic City de Miraflores, Lima. Van der Sloot había ingresado a Perú vía Colombia, el 14 de mayo de 2010, para asistir al Latin American Poker Tour.

Stephany Tatiana Flores Ramírez era una estudiante de Economía en la Universidad de Lima y era la hija de Ricardo Flores, un prominente y conocido empresario, organizador de espectáculos, que fue candidato a vicepresidente en 2001 y para presidente cinco años más tarde. Flores dijo que la policía encontró drogas del sueño en el coche de su hija, el cual condujo Van der Sloot para abandonarlo a unas cincuenta cuadras del hotel donde la había asesinado, y los cerca de cinco mil soles que Stephany Flores había ganado en el casino habían desaparecido. Después de que Stephany fuera reportada como desaparecida por su familia, la policía recuperó la cinta de vigilancia del hotel y obtuvo el nombre de Van der Sloot y su número de documento de identidad. La cuñada de Stephanie descubrió los antecedentes de Van der Sloot en una búsqueda en Google, una hora antes de que su cuerpo fuera encontrado.

Huida y captura

Los funcionarios peruanos señalaron a Van der Sloot como el principal sospechoso en la investigación del asesinato. Interpol emitió una orden de arresto internacional para Van der Sloot, creyendo que había huido a Chile con rumbo a Argentina. Van der Sloot fue avistado entrando en Chile por el cruce de frontera de Chacalluta (al norte de Arica), el 31 de mayo de 2010. Fue arrestado cerca de Curacaví por la Policía de Investigaciones de Chile, el 3 de junio de 2010, mientras viajaba en un taxi rentado en la ruta 68 de la ciudad costera de Viña del Mar con dirección hacia la capital, Santiago. Posteriormente, fue transportado por un avión militar chileno a Arica y entregado a las autoridades peruanas en el cruce fronterizo de Chacalluta, el 4 de junio de 2010.

Van der Sloot llegó a la jefatura de Policía de Lima, el 5 de junio, donde fue interrogado de inmediato sobre la muerte, mientras era representado por un abogado designado por el Estado. El consulado neerlandés le concedió un abogado para su defensa. Se le permitió ponerse en contacto con su madre y estuvo detenido en una celda del sétimo piso. Van der Sloot fue puesto por los guardias bajo vigilancia de alerta de suicidio después de que se golpeara deliberadamente la cabeza contra una pared.

La Policía publicó un video de seguridad del Hotel TAC, donde se podía ver a Van der Sloot entrar junto con Flores Ramírez y dejando más tarde el hotel a solas con sus maletas. El médico forense adjunto de Lima, Dr. César Tejada, dijo que los resultados del examen para detectar la presencia de drogas se conocerían dos semanas después. La autopsia descartaba que Flores Ramírez hubiera tenido relaciones sexuales antes de su muerte, o que estuviese bajo la influencia de alcohol suficiente para impedirle resistir un ataque.

La Policía peruana comunicó a la prensa que Van der Sloot había confesado ser el asesino de Stephany Flores. Lo que habría originado este suceso fue que Van der Sloot encontrara a la joven revisando su computadora portátil, en la cual encontró información detallada sobre la desaparición de Holloway, y esto llevó a que, envuelto en ira, se desatara una acalorada discusión que terminó con la vida de la joven.

El 8 de junio, los investigadores peruanos se llevaron a Van der Sloot a la habitación del hotel con el propósito de hacer la recreación de la escena del crimen. Allí, este relató que dejó brevemente el hotel para tomar un café y cuando volvió, se encontró con Stephany Flores usando su portátil sin su permiso. Ella había encontrado información que lo vinculaba a la desaparición de Holloway y trató de irse antes de que tuvieran una discusión. Van der Sloot dijo: «Yo no quería hacerlo. La chica se introdujo en mi vida privada… ella no tenía ningún derecho. Me acerqué a ella y me golpeó. Estaba asustada, discutimos y trató de escapar. La agarré por el cuello y la golpee». También declaró que estaba bajo el efecto de la marihuana en ese momento.

La condena

El 10 de junio de 2010, un tribunal peruano decidió que también fuera enjuiciado por asesinato premeditado y hurto por el robo de más de 8,100 euros y una serie de tarjetas de crédito de Flores. Van der Sloot fue trasladado el mismo día a la tristemente célebre prisión Miguel Castro Castro, en el distrito de San Juan de Lurigancho, Lima, donde purgan condena los criminales más avezados. El 13 de enero de 2012, se dictó la sentencia por el asesinato de Stephany Flores Ramírez en la ciudad de Lima. Joran Van der Sloot fue condenado a 28 años de cárcel, la cual se cumplirá en junio de 2038, además del pago de una reparación civil de más de S/200,000 (aprox. USD 74,000).

La desaparición de Natalee Holloway

La noche del domingo 29 de mayo de 2005, la joven Natalee Holloway salió del hotel Holiday Inn, en Aruba, junto a otras compañeras de clase para salir de fiesta. Se encontraban en la isla celebrando su graduación del colegio Mountain Brooke, de Alabama (Estados Unidos).

Según las investigaciones policiales, al promediar la 1:30 a.m. del lunes 30, la norteamericana y su compañera Jessica regresaron al hotel y, mientras esperaban al minibús, Natalee se marchó momentáneamente a comprar algo de comer.

Al regresar, la norteamericana se encontró con Joran van der Sloot. Luego de una corta, pero animada conversación, el encantador lugareño se ofreció a llevarla a su hotel en su vehículo. Con él iban los hermanos Deepak y Satish Kalpoe, de 21 y 18 años, respectivamente. Fue la última vez que la vieron con vida.

“La ventana estaba baja, así que la vi perfectamente en la parte trasera del vehículo. Pensé: “Bueno, consiguió una manera de volver al hotel”. En el coche iba el mismo chico que había conocido en el casino de nuestro hotel. No éramos íntimas amigas, pero esa noche la pasamos juntas”, señaló Jessica sobre el encuentro entre Natalee y Joran.

Pero a pesar que todas las sospechas nada ni nadie era lo suficientemente concluyente para culpar de manera oficial al neerlandés y a los hermanos Kalpoe de la desaparición de Natalee Holloway.

La confesión del holandés

El 18 de diciembre de 2007, el caso de la desaparición de Holloway fue cerrado oficialmente por falta de pruebas.

Sin embargo, todo dio un giro de 180° con la sorpresiva confesión del mismo Joran Van der Sloot. Tan solo dos meses después, en febrero de 2008, el periodista holandés Peter R. de Vries contrató a un informante, Patrick van der Eeem, para que reconozca el crimen.

Luego de meses de arduo trabajo, se ganó la confianza del asesino hasta que en un viaje en auto le cuenta al informante la manera en la que mató a la estadounidense. “Por supuesto que está muerta. (…) Todo terminó mejor de lo que nunca hubiera soñado, Patrick, porque nunca la encontraron. Porque si la hubieran encontrado yo estaría hundido en la mierda”, se puede escuchar en las grabaciones.

MÁS INFORMACIÓN: INPE traslada a Van der Sloot hacia Lima para su entrega a Estados Unidos

De acuerdo con lo que se puede ver en el video, Joran contó que estaban en los preliminares sexuales cuando Natalee empezó a temblar y “no se movió más”. La quiso reanimar, pero no pudo hacer nada, así que no tuvo mejor idea que llamar a un amigo para deshacerse del cuerpo: “Me dijo que tenía un bote, la levantamos y la subimos allí”. Este cómplice “me aconsejó que fuese por la mañana al instituto y me comportara con normalidad por si descubrían que faltaba la chica. Me di cuenta de que tenía razón, que tenía que actuar normal. Y pensé ir al casino para que así las cámaras me registraran”.

Mientras Joran le daba forma a su coartada, su amigo navegaba hacia mar abierto con el cadáver de Natalee a bordo. Dos millas después, “la tiró por la borda y volvió a casa. Me dijo que la iban a considerar desaparecida y que la buscarían. Pero que no iban a encontrar nada”.

A pesar que la cadena televisión neerlandesa RTL4 emitió la confesión de Van der Sloot, el principal sospechoso alegó que todo era un invento producto de su consumo de marihuana. De esta manera, dejó sin chances que el video se admitiese como evidencia. Todo volvía al punto de partida.

Más alucinante fue lo que hizo el 29 de marzo de 2010. Ese día, el holandés llamó a la familia Holloway para extorsionarlos: pidió 25 mil dólares por revelar el detalle de la muerte de Natalee y la localización de sus restos.

Sin perder el tiempo, la madre de la fallecida avisó al FBI y esta agencia aceptó que primero le dieran 15 mil dólares, vía transferencia bancaria, y los otros 10 mil en efectivo. Cuando tuvo el dinero, envió un correo electrónico asegurando que todo era mentira y huyó. La familia se había quedado sin las pruebas del delito y con las esperanzas rotas.

Cuando las autoridades de Aruba se enteraron de lo ocurrido, la orden de detención internacional de la Interpol, en la que se acusada a Joran van der Sloot de fraude electrónico y extorsión, se interpuso el 3 de junio. Para entonces el sospechoso de asesinato ya se encontraba en Perú, donde llegó para participar en un torneo de póker.

Y en una jugada macabra del destino, un domingo 30 de mayo del 2010, justo cinco años después del crimen de Natalee Holloway, conoció a Stephany Tatiana Flores Ramírez (21) en un casino. Cerca de las 5:30 a.m. ambos subieron al cuarto de Van der Sloot. Allí, la asesinó.

Poco antes del inicio del juicio, en enero del 2012, se publicó un video del culpable confesando el crimen. El 11 de enero aceptó su culpabilidad. “Sí, me considero culpable, estoy arrepentido, me siento muy mal”, aseveró ante el tribunal.

Por Andrés Dávila 

LO MEJOR DE VARIEDADES: 

César Nakazaki a CVR: «Perdió la oportunidad de explicar las causas de la defensa del Perú contra el terrorismo»

Beto Ortiz sobre fotos de Nadine Heredia: «Cuando va al juzgado está toda Chimoltrufia y dando pena»

Juliana Oxenford da la cara por Sigrid Bazán tras incidente en Comas: «A mí me cae muy mal, pero no justifico esto»

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitterInstagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.