Estudio revela que pajonales son vitales para conservación del agua

Revista Science of the Total Environment sostiene que funcionan como «torres de agua».

Considerados como un ecosistema único en el medio ambiente, los pajonales altoandinos son auténticas fuentes de agua y vida para las familias y comunidades andinas que habitan entre los 3,000 y 5,000 m.s.n.m.

Nuevos hallazgos científicos confirman que los pajonales altoandinos cumplen una función vital y crucial que es la reproducción, generación y regulación del recurso hídrico, asegurando así la protección y el abastecimiento de agua para las poblaciones; según las conclusiones de 38 estudios realizados en Sudamérica.

Al respecto, un artículo publicado en la prestigiosa revista científica internacional Science of the Total Environment (Stoten) reveló que estos ecosistemas pierden menos agua hacia la atmósfera -alrededor del 51 %- que otros tipos de cobertura vegetal, lo cual son determinantes para la conservación del agua.

Los estudios revisados identificaron que los árboles consumen más agua para su desarrollo que la vegetación nativa de herbazales y arbustos propia de los pajonales. Los pajonales altoandinos conservados mantienen un rendimiento hídrico (producción anual de agua) tres a cuatro veces superior a cuando estos son forestados con árboles.

TAMBIÉN LEE: El costo de mantener el ambiente marino

A este proceso de pérdida de agua hacia la atmósfera se le denomina «evapotranspiración» y es determinante a la hora de conservar el recurso hídrico dentro de los suelos de las cuencas para que luego sea liberada hacia las zonas bajas.

Luego, esta agua puede ser usada a lo largo del cauce aguas abajo para actividades agrícolas de las comunidades andinas y para abastecimiento de agua en las ciudades, industrias y comercios.

Este servicio ecosistémico es conocido como regulación hidrológica y consiste en la capacidad que tienen los ecosistemas para captar el excedente de agua durante la temporada de lluvia, almacenarla durante semanas o incluso meses, y liberarla durante temporadas secas.

TAMBIÉN LEE: Ambiente no informó a Energía de la paralización de Repsol

La regulación hidrológica limita la ocurrencia de crecidas de caudal, huaicos e inundaciones, reduce o evita el flujo superficial (lavado de suelos) y está fuertemente ligado con la mitigación de la erosión hídrica del suelo que genera y transporta sedimentos.

¿Cómo proteger a los pajonales?

Cuatro investigaciones reportaron que la forestación con pinos reduce hasta en 50 % el rendimiento hídrico de las cuencas ubicadas en los ecosistemas altoandinos dominados por pajonales en los andes tropicales (páramos, jalcas y punas), así como la producción de caudal base.

Evitar la forestación con pinos u con otras especies con grandes requerimientos de agua ya que esta afecta de modo negativo los servicios hidrológicos que reciben las poblaciones que dependen de los pajonales altoandinos.

TE PUEDE INTERESAR:

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.