Infectarse y vacunarse provoca respuesta inmune más robusto

Inoculación antes o después de la COVID-19 induciría respuesta de anticuerpos neutralizantes más fuertes.

No hay ninguna diferencia entre infectarse con coronavirus y luego vacunarse o inocularse y luego infectarse; en cualquiera de los dos casos, se obtiene una respuesta inmunitaria “muy robusta, sorprendentemente alta”, según un estudio.

Estos resultados se publican en la revista Science Immunology y constatan que la vacunación antes o después de la infección por el SARS-CoV-2 puede inducir respuestas de anticuerpos neutralizantes más fuertes que la vacunación sola.

“No hay ninguna diferencia entre infectarse y luego vacunarse, o vacunarse y luego contraer una infección”, afirma Fikadu Tafesse, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Ciencias y Salud de Oregón, Estados Unidos.

TAMBIÉN LEE: Rosa María Palacios a Castillo: «¿Quién le dijo que vaya a una entrevista con Fernando del Rincón?»

Según el investigador, “en cualquiera de los dos casos, se obtendrá una respuesta inmunitaria muy, muy robusta, sorprendentemente alta”.

En ambos, la respuesta inmunitaria medida reveló anticuerpos igualmente más abundantes y más potentes -al menos 10 veces más potentes- que la inmunidad generada únicamente por la vacunación, detalla un comunicado de la universidad.

El estudio se realizó antes de la aparición de ómicron, pero los investigadores esperan que las respuestas inmunitarias híbridas sean similares con esta variante.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.