NASA detecta mancha solar gigantesca y alerta que apunta a la Tierra

Descubren sombra en el Sol del tamaño de un planeta que en pocos días dirigiría asalto de energía solar a hacia nuestro mundo.

La NASA ha detectado una mancha solar del tamaño de un planeta que crece velozmente y que apunta directamente hacia la Tierra. La agencia espacial estadounidense bautizó este fenómeno con el nombre de AR3085 y descubrió que podría lanzar un asalto de energía con dirección a nuestro planeta en los siguientes días.

En el informe que publicó en su página web oficial, la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio indicó que, la mancha solar era bastante pequeña. Sin embargo, a tan solo 48 horas desde su hallazgo, el tamaño de este fenómeno se multiplicó 10 veces para convertirse finalmente en dos manchas solares casi del diámetro de la Tierra cada una.

TAMBIÉN LEE: Nave de la NASA choca contra asteroide y desvía su trayecto en el espacio

Mancha solar AR3085

El portal SpaceWeather compartió un archivo GIF donde se puede apreciar mejor la rápida evolución de la mancha solar AR3085 durante dos días que pasaron, luego de su descubrimiento. Según explica la NASA, las manchas solares son regiones grandes con fuertes campos magnéticos que se forman en la superficie del Sol y su aparente oscuridad se debe a que son zonas más frías que sus alrededores.

Los fenómenos se generan en lugares donde las bandas del campo magnético del Sol se enredan y tensan. Esto provoca que el flujo de gas caliente se inhiba desde el interior del astro y genera regiones más frías y oscuras de la superficie solar. La energía magnética se acumula y produce erupciones solares. Mientras más de estas zonas aparecen en el Sol en un momento dado, más probable es que se libere la energía.

¿La Tierra está en peligro?

En el reporte original de Live Science, se menciona que, si las manchas solares siguen creciendo tan rápido en los próximos días, producirán destellos intensos que se precipitarían hacia nuestro planeta. El efecto de esta liberación de energía pondrá en peligro a los satélites y sistemas de comunicación de las agencias espaciales del mundo. No obstante, no representan un peligro verdadero por ahora.

La actividad del Sol ha cambiado notablemente en los últimos años y ha generado erupciones de clase X que se abalanzan sobre la Tierra desde la pasada primavera de 2022. Lo más probable es que la cantidad de estos fenómenos se incremente con el pasar del tiempo mientras nos aproximamos al siguiente máximo solar.

TE PUEDE INTERESAR:

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.