Q’eswachaka, símbolo de la Minka y el Ayni
A+

POR FABRIZIO MORÁN MONTOYA

Q’eswachaka, lugar divino de Cusco donde se yergue rebelde el último puente inca, en el distrito de Quehue, nuevamente resalta al mundo su belleza indomable tras su importante reconstrucción a través de la Minka y al mismo tiempo presenta un moderno centro de interpretación, para incentivar el turismo con las artesanías, exposiciones y diversos eventos culturales para los turistas y visitantes.

Este evento anual desarrollado en el mes de junio es muy importante porque destaca a cuatro comunidades que aplican la ley del Ayni: Huinchiri, Chaupibanda, Choccayhua y Ccollana Quehue, ubicadas en el distrito de Quehue, que son las encargadas de reconstruir el puente Q’eswachaka como recurso turístico significante para la región y sobre todo en la revaloración cultural, porque el fuerte trabajo se convierte en orgullo por mantener el último puente inca original hasta la actualidad.

Aproximadamente, son 1,000 pobladores, entre hombres y mujeres del distrito de Quehue, que se encargan de hacer el acopio de la g’oya (paja andina muy resistente) para elaborar las sogas que serán las bases del puente. Esto se desarrolla siguiendo un programa de tres días hasta concluir la importante obra ancestral.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.