Rafael Dummet: «Escribe lo que te salga del forro»
A+

Por Sol Pozzi-Escot

Cómo nació la investigación que llevó a “El Espía del Inca”?

A fines del siglo anterior, cuando había terminado de mis compromisos de escritura para la compañía audiovisual norteamericana para la que trabajaba, busqué temas para lo nuevo que quería escribir. Por muchas razones, aunque soy dramaturgo, el teatro no era una opción en ese entonces para mí. Después de mucho merodear por fuentes posibles de inspiración, me decanté por la figura de Felipillo y encontré el libro del historiador norteamericano James Lockhart “Hombres de Cajamarca”, que ofrecía, además del perfil detallado de cada uno de los conquistadores que estuvieron en la colisión de Cajamarca, un panorama alucinante del mundo de los traductores indígenas, las mujeres, los indios nicaraguas y guatemalas, los negros y la gente de servicio. El texto, felizmente, incluía todas las referencias bibliográficas en que estaba basado. Así nació la investigación de lo que, esperaba yo, sería una pentalogía de obras teatrales, pero terminó siendo una novela.

Uno de los rasgos reconocibles de Yunpacha, personaje principal de “El Espía del Inca”, es su capacidad de cambiar de identidad a lo largo de la historia. ¿Se podría hacer un paralelo entre esa capacidad de Yunpacha y aquella de un escritor, que de cierta manera debe también “volverse” ciertos aspectos de su obra?

Mi aspiración como autor ha sido tratar de comprender, de ver desde dentro este evento fundacional en nuestra historia tratando de ponerme en la piel de sus personajes, más allá de las diferencias de género, edad, personalidad y tiempo histórico.

Usted ha comentado que escribir y publicar “El Espía del Inca” ha sido un proceso de 11 años. ¿Cuál fue la parte más complicada de este proceso?

Convencer a los editores de que había un destinatario colectivo numeroso esperando esta historia, por la que había apostado durante 11 años de mi vida.

¿Cómo definiría la importancia de la investigación en el proceso creativo literario?

“Un novelista debe estar bien informado”, decía el escritor John Le Carré. “No tiene por qué incluir información no relevante para su historia, pero tiene que conocerla”. La ignorancia no es una opción.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.