Víctor López García: “Yo quiero que el país lea»
A+

Víctor López García (Chiclayo, 1954) debe ser el rara avis que recorre silencioso el mundo de la cultura peruana con unos 50 libros publicados de autores disimiles -con apoyo de su editorial Espacio Tiempo Editores que tiene vida y personalidad propia en el extraviado mundo cultural peruano-.

No vamos a decir que es un hecho moral este tipo de aventuras que se ubican no solo en el territorio de la literatura sino en otras especialidades que pueden ser incluso técnicas.

Las últimas publicaciones que nos alcanza López García, la novela Salvado de las aguas, del embajador Librado Orozco, y las entregas Alas del Ángel, del poeta Marco Martos, y El bosque de cenizas de Miguel Ángel Zapata, son apenas la punta del iceberg de esa vasta producción de la que nos empapa López García en una amena conversación en un recodo de Miraflores.

No sabemos si alejado de la política, de ese aprismo que abrazó desde niño, tras el influjo de su adorada madre María Isabel García Patino, o aún en correrías en ese mundo de lodazales, el personaje que nos ocupa insiste en esta su labor editorial en una suerte de magisterio no solo porque dice que le gusta sino porque cada día observa que hay menos gente que se dedica al cultivo del alma y la lectura. “Yo quiero que el país lea”, dice.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.